La NASA se ha propuesto construir un avión que reduzca la explosión sónica que se produce al sobrepasar la velocidad del sonido. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 247,5 millones de dólares para llevarlo a cabo.

La finalidad es construir un avión que al volar a 1.500 km/h apenas transmita el sonido de la puerta de un coche al cerrarse. A este avión lo han bautizado como X-plane,y se estima que estará listo para 2021 y se empezará a probar sobre ciudades de Estados Unidos en 2022.

La NASA tiene previsto que el futuro prototipo vuele a una altura de 16,7 kilómetros, en plena estratosfera. Y a esa velocidad las explosiones sónicas pierden su carácter atronador. El mayor problema al que se enfrentan estaría en el despegue y aterrizaje, cuando más bajo volará el avión y más cerca lo hará de los núcleos de población.

La NASA tiene por delante un proyecto llamado a tener un gran impacto en la industria aeronáutica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.