El Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, mantiene «apagadas» un total de 93 cámaras de videovigilancia del centro de la capital y de la zona financiera y de ocio de Azca. Lo llamativo del asunto es que en el primer caso la alcaldesa cuenta con los permisos de la comisión de garantías de videovigilancia, mientras que en el del complejo de oficinas no ha solicitado la última visita del organismo colegiado. Sin embargo, fuentes municipales dan una versión totalmente distinta de estos hechos. Y todo ello, en plena campaña navideña y de alerta 4 por peligro de atentado terrorista. En 2014, el Consistorio de Ana Botella (PP) solicitó ampliar el número de cámaras de seguridad en el entorno de la Gran Vía y aledaños (Plaza de los Cubos, de la Luna, de España, Descalzas, Ópera, San Martín, Santo Domingo, Fuencarral, Arenas, Preciados…), de 31 a 69. En mayo de 2015, fueron autorizadas por la Delegación del Gobierno y en septiembre la comisión de garantías (integrada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, el subdelegado del Gobierno, el presidente de la Federación Madrileña de Municipios y el secretario de Delegación) hizo su última inspección, dando el visto bueno para su puesta en marcha. Pues bien, en la comisión municipal de Seguridad del 17 de noviembre, el director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano, manifestó que no estaban funcionando porque videovigilancia no les había dado el permiso. Ayer, desde el Consistorio insistieron a ABC que «están deseando que se hubieran puesto en marcha, habida cuenta de que estamos en plena campaña de Navidad, pero no ha sido notificada la autorización». Este periódico consultó a la Delegación del Gobierno, que niega tajantemente que no exista ese visto bueno. El caso de Azca es también muy ilustrativo del descontrol del Área de Seguridad en este asunto. En septiembre de 2014, la Concejalía anterior solicitó la colocación de 55 cámaras en este enclave. En octubre se estudió y se resolvió de manera favorable. Están colocadas por la calle de Orense y por los distintos viales de los bajos. Pero no están operativas. En la mencionada comisión municipal de Seguridad le preguntaron a Andrés Serrano sobre el tema. «El proyecto no se ha terminado todavía. Van a funcionar a finales de este mes de noviembre», fue su respuesta. Estamos a mediados de diciembre, y nada. Ayer, respondían a ABC que «las cámaras están instaladas, pendientes de la intervención material de los expedientes asociados (cámaras, cableados y electrónica de la red), para la verificación técnica correspondiente». Pero «la Delegación del Gobierno no ha recibido notificación para que la comisión de garantías gire la correspondiente visita para su puesta en marcha». Conocida es la poca estima de Manuela Carmena sobre el sistema de videovigilancia; eso sí, considera que «muchas veces permiten evaluar la función de los agentes de policía». Es decir, para fiscalizar a los agentes.


Más información en ABC.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.