La W13, una fragmentación de la banda latina Dominican Don’t Play (DDP) y con «alto porcentaje de chicas», tiene en vilo a los comerciantes del distrito de Villaverde donde suelen operar. El presidente de la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM), Enrique Villalobos, ha expuesto en la comisión de Salud, Seguridad y Emergencias que entre los ritos de iniciación que tienen para ingresar en la banda les exigen practicar hurtos en establecimientos del barrio –hasta el momento sin violencia– pintadas y quedadas para pegarse en parques que consideran territorios de unas bandas o de otras. Andrés Serrano, por su parte, ha explicado que en la W13 –nombre que viene de Warriors 13 o de la conjunción de las dos «v» por Villaverde, al ser el territorio en el que realizan sus asaltos– militan menores de entre 13 y 15 años. Sus enfrentamientos suelen ser con la banda de los Trinitarios. El director general de la Policía Municipal ha sostenido que las bandas juveniles están «en periodo de baja actividad en comparación con otros momentos». La Policía actúa con un carácter eminentemente social, de la mano de los agentes tutores, que trabajan en coordinación con los centros educativos. Las actividades de estas bandas se trasladan, por otra parte, a la Policía Nacional, que cuenta con un grupo específico. Enrique Villalobos ha explicado que la información sobre la operatividad de los W13 les ha llegado a través de los vecinos y de los comerciantes. Ha detallado que actúan fundamentalmente en Villaverde, entre San Cristóbal y en dirección sur del distrito.


Más información en ABC.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here