La Policía Municipal de Alcorcón detuvo este lunes pasado a un hombre de origen magrebí que atemorizó a los vecinos de la localidad, pistola en mano, y con la cabeza ensangrentada. El arrestado, que padece problemas mentales, cuenta con antecedentes por pequeños delitos. Según fuentes policiales, el arma que portaba era falsa, y estaba cargada con balas de fogueo. En torno a los 18.30 horas, el Cuerpo local puso en marcha el operativo tras recibir un aviso, de parte de los vigilantes de seguridad del Metro, de que un hombre estaba en el andén de la estación de Parque de Lisboa con un arma de fuego y manchado de sangre. Minutos después, varios viandantes confirmaron a los agentes que un individuo había salido del suburbano con una pistola en dirección a la avenida de Leganés. Apenas cinco minutos después de la primera llamada, una patrulla localizó al sujeto en la avenida de Torres Bellas del municipio. En efecto, tenía la parte superior del cuerpo manchada de sangre y portaba un arma en la mano derecha. Acorralado por seis agentes que se habían desplazado hasta el lugar, el hombre situó la pistola en la sien y comenzó a caminar. Entonces, se personaron en este punto otros cuatro policías más, que aseguraron la zona. En este momento iniciaron una conversación para persuadirle de emplear el arma. En un descuido del arrestado, uno de los policías logró atraparle por la espalda, arrebatarle el arma y reducirle. El hombre, agresivo y muy agitado, fue trasladado al Hospital de Alcorcón, donde fue ingresado en la unidad de psiquiatría bajo custodial policial. Realizadas las primeras pesquisas, la Policía Municipal de Alcorcón indicó que la pistola era simulada, pero que deberá confirmarse en el laboratorio de balística del Cuerpo Nacional de Policía.


Más información en ABC.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.