Diferentes proyectos encabezados por Google, Microsoft, Facebook o Telefónica, a través de Telxius, han despertado el interés de los usuarios en estas instalaciones que se colocan debajo del agua sobre el fondo de los océanos. Ya hablamos en su día del proyecto de Google , Google Faster.




Gracias a la página web www.submarinecablemap.com podremos encontrar hasta el día de hoy los diferentes cables que atraviesan los océanos conectando países y continentes .Estos cables se asientan en el lecho marino y su función es dotar de servicios de telecomunicaciones a grandes áreas. De hecho, cuando alguna catástrofe natural los rompe, los continentes se quedan parcialmente aislados. Aunque los satélites de comunicaciones cubren parte de la demanda de Internet en el mundo, los cables submarinos suponen el grueso de las transmisiones realizadas a nivel planetario.


El primer cable submarino se tendió en 1852 en el Canal de la Mancha. Su misión era unir el Reino Unido y Francia mediante el servicio de telégrafo. Desde entonces los cables submarinos no han parado de crecer y de aumentar su capacidad. De los cables coaxiales de cobre instalados en los años cincuenta y sesenta se ha pasado a los actuales de fibra óptica, que pueden alcanzar una velocidad de transmisión de hasta 7,1 Terabits por segundo (Tbps). Es decir, siete billones de bits cada segundo. 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here