La transmisión de vídeo en streaming es un servicio que se ha convertido en una tendencia en auge en los últimos tiempos, motivo por el que las redes sociales más potentes quieren subirse a este tren con sus propias plataformas. Y es así como lo a demostrado Twitter con la compra de Periscope en marzo de 2015.Ahora le toca el turno a Facebook con el nombre de Facebook Live.