Fabricar el smartphone Samsung Galaxy S7  de la empresa coreana cuesta alrededor de 255 dólares sólo en componentes.Entre los componentes más caros se encuentra el procesador  con un chip 820 Snapdragon de Qualcomm. Su precio alcanzaría los 56 euros y supondría una cuarta parte del coste de producción del Galaxy S7. Es interesante saber además que la adopción del procesador Qualcomm se produce tras haber desechado esta marca para su anterior terminal (que contó con un procesador de producción propia), ya que Samsung no estaba contenta con el rendimiento que ofrecía la versión 810 del chip.

Samsung parece haber variado su política. Así, los coreanos habrían apostado por dar un paso atrás en busca de mayor calidad. Esto explica que el último Galaxy ofrezca un número de megapíxeles (12 Mp) más bajo que el de su antecesor, el S6 (16 Mpíxeles).

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.