La inteligencia artificial de la multinacional estadounidense ha ganado el mediático reto de máquina contra humano por 4 a 1, ya que se alzó con la victoria en las tres primeras contiendas mientras su oponente ganó la cuarta partida el domingo.


La empresa tras AlphaGo, DeepMind, de Google, no ha parado ni un segundo. Desde luego, no podemos decir que se hayan relajado tras ver las victorias de su algoritmo. Más bien al contrario. Tal y como afirmaba Jeff Dean, de la compañía, tras observar las primeras victorias de su retoño, la cuestión es aplicar las posibilidades de una red neuronal a cualquier problema en el que hace falta un humano



Por supuesto, AlphaGo no es la única máquina jugadora; Deep Q-Network juega y aprende a jugar con un control prácticamente humano a todos los juegos de Atari 2600. También hay varios algoritmos que tratan de mejorar el sistema sanitario o emular nuestro cerebro a la hora de procesar imágenes. DeepMind se ha propuesto dejar de lado la palabra imposible. Y lo está consiguiendo.



Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here