La comunidad universitaria de Castilla-La Mancha, encabezada por el rector Miguel Ángel Collado, ha rendido ayer un emotivo homenaje al trabajo y a la figura del rector honorífico Ernesto Martínez Ataz (2003-2011) por su contribución en el desarrollo de la institución académica, en la que lleva prestando servicio desde hace más de 20 años, pero también por ser el artífice del impulso de la actividad investigadora. En un acto que ha reunido a más de 400 profesores e investigadores de los cuatro campus de la Universidad, así como también al rector honorífico Luis Arroyo, y al rector previo al proceso democrático, Isidro Ramos, se ha descubierto una placa conmemorativa en el Paraninfo del Rectorado que a partir de ahora pasa a llamarse Paraninfo Ernesto Martínez. El protagonista del homenaje se ha confesado «profundamente emocionado y agradecido» y ha ampliado el reconocimiento a toda la comunidad universitaria «porque creo que hicimos un trabajo inmenso». «Pasamos de la nada a poner la educación universitaria y la investigación en el mapa de Castilla-La Mancha», ha resaltado antes de poner en valor también uno de sus principales logros, y por el que fue ampliamente laureado ayer, por colocar a la UCLM entre las 15 mejores del país: «Y no teníamos la renta per cápita de Madrid, ni de Cataluña ni del País Vasco. Lo hicimos con dedicación y con esfuerzo». Martínez Ataz ha asegurado que el acto que se ha celebrado en el Paraninfo Luis Arroyo ha sido «un acto de regocijo para la Universidad, para reconocer a dónde hemos llegado con avatares distintos y circunstancias muy diferentes. Ahora estamos en una situación claramente destacable gracias al esfuerzo de todos». El catedrático Ernesto Martínez Ataz fue también uno de los más próximos colaboradores del rector Luis Arroyo como vicerrector de Ordenación Académica al que sucedió en el cargo con los principales retos de incentivar la investigación, modernizar la Universidad y conseguir la homologación de todas las titulaciones al EEES. Unos retos que han destacado algunos de sus compañeros que participaron en el homenaje destacando de la figura del rector honorífico cualidades como el sentido común, su vocación de servicio público o su entrega a la ciencia. En este sentido se ha manifestado el actual rector, Miguel Ángel Collado, que ha puesto en valor las facetas de investigador y gestor, así como el gran fondo de conocimientos del homenajeado. «Hay que ser una persona apasionada por la ciencia y por el servicio público». También Luis Arroyo ha tenido palabras de elogio para la labor de Ernesto Martínez que terminó su mandato «en los tiempos turbulentos de la crisis». «Me alegro de que la comunidad universitaria le reconozca el trabajo que hizo no solo de rector sino el de todos los años que estuvo como vicerrector». Ha finalizado indicando que «sus ocho años como rector fueron los que nos llevaron hasta el puesto número 15 de las universidades españolas y éramos la 49. Esto es un milagro si no fuera porque sabemos que el rector era Ernesto Martínez».


Más información en ABC.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.