Dos dirigentes socialistas tan destacados por sus responsabilidades públicas como el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Elche, Carlos González, han mostrado este martes una visión contradictoria del mismo proyecto, que se presentaba a instancias de la Universidad de Alicante: la «franja litoral Alicante-Elche». Mientras el primero apelaba a la «unión» y volvía a aludir incluso a la «bicapitalidad» de ambas ciudades, el ilicitano echaba una jarra de agua fría a esta pretendida casi comunión de las urbes al afirmar que tenía que «competir» y mantener en todo momento y circunstancia su «autonomía». Para González, para que surja un área metropolitana deben darse tres circunstancias que no se cumplen entre Alicante y Elche: la conurbación, es decir, una proximidad física; la jerarquía entre las dos ciudades; y un tamaño mucho mayor de una de las urbes. Con estas premisas, el alcalde de Elche casi circunscribe cualquier «cooperación», que sí le parece interesante, a la reivindicación de infraestructuras de forma conjunta, sin olvidar tampoco que «el trato no ha sido equitativo a las dos ciudades por parte de las otras administraciones en los últimos 20 años». En representación del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, que no ha podido asistir por coincidir el encuentro con un consejo de administración de Mercalicante, el portavoz del equipo de gobierno, Natxo Bellido, ha coincidido con González en apostar por la «autonomía» de cada ciudad sin renunciar a cooperar. Puig, por su parte, ha dedicado su intervención a alabar la «proyección» de la Oficina para la Armonización del Mercado Interior (OAMI) y a instar a todos a aprovechar su «capitalidad mundial» en aspectos del diseño y las marcas. El presidente de este organismo, António Campinos, ha aprovechado para enumerar algunas de sus reivindicaciones, como el carril-bici para unir la Euroagencia con la ciudad, la línea del TRAM y la conexión con el aeropuerto. Nada más concluir su intervención, como anfitrión de este foro auspiciado por la Universidad de Alicante, ha abandonado la sala cuando todavía no habían hablado el resto de autoridades, lo que muchos han detectado y luego se ha trasladado a las redes sociales con comentarios irónicos. Tres profesores de la Universidad de Alicante han presentado las líneas de trabajo emprendidas en este análisis de las potencialidades del eje Alicante-Elche, para lo que han iniciado contactos previos con una veintena de instituciones, asociaciones empresariales y sociales.


Más información en ABC.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here