La apuesta por la marca Nokia será fuerte, y que llegará en diferentes gamas del mercado, incluida la más compleja que existe… pero que también da una prestigio que de otra forma es complicado conseguir (y, claro, históricamente esta compañía ha sido referente de muchos modelos, incluidos los más potentes). El caso, es que todo apunta a que el terminal será un modelo con pantalla entre 5,2 o 5,5 pulgadas con una resolución QHD.

Además, aparece bastante claro que la apuesta de Nokia será por los procesadores de Qualcomm, al menos en un primer momento y esto es sinónimo de calidad y estabilidad. Así pues, el nuevo modelo parece que llegará con un Snapdragon 820 o quizá el Snapdragon 821 -algo lógico si se tiene en cuenta que la evolución de este componente todavía no ha comenzado a fabricarse, hablamos del 835-, que es de lo mejor que ofrece el fabricante de SoC y, así, no tendrá mucho que envidiar a los modelos más interesantes del mercado.
En lo referente al diseño, donde no faltará el metal como material de fabricación, hay un detalle que aparece que sera de la partida en el nuevo Nokia es la protección frente al agua y polvo, ya que será compatible con el estándar IP67. En cuanto a la fecha de presentación, se apunta claramente al Mobile World Congress de 2017 como el momento en el que Nokia desvela sus nuevos modelos y, por lo tanto, se confirmará su nueva entrada al mercado de los teléfonos móviles.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.