Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford ha desarrollado OceanOne, un robot especialmente diseñado para explorar las profundidades marinas. El objetivo principal de este robot es recuperar restos arqueológicos de barcos hundidos en zonas inaccesibles para los buzos humanos.




OceanOne permite que desde la superficie se pueda controlar  sin poner en riesgo la vida de los buzos.Este robot esta formado por dos brazos articulados y unas manos  que cuentan con sensores táctiles en cada dedo con el objetivo de  permitir que pueda analizar sin destruir nada, ser fuerte y delicado al mismo tiempo, y la forma humana ayuda en ese tema, mucho más que una enorme caja con dos brazos. La primera misión que ha hecho este magnifico robot ha sido un barco de la época de Luis XIV que se encuentra a 100 metros de profundidad y se llama La Lune . De momento ha completado su primera misión con éxito .

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here