Sony podría estar trabajando en una actualización de la consola a poco más de dos años de su nacimiento, que la haría compatible con 4K y le otorgaría un mayor potencial gráfico.

Esto también podría suponer un avance importante para la realidad virtual, que supondría un mayor potencial gráfico para explotar junto a las gafas PlayStation VR de la compañía.La realidad es que es muy poco probable que Sony divida los juegos nuevos en dos versiones para la misma consola; de ser así, la mejor opción sería simplemente sacar una nueva generación (PlayStation 5) y no simplemente una actualización para la actual.


Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here