La compañía de seguridad informática ESET ha detectado un troyano que utiliza los dispositivos USB para infectar los ordenadores y robar los datos de las víctimas. Este troyano es especialmente peligroso porque no deja ningún rastro en el equipo afectado, de manera que el usuario no sabrá que su seguridad se ha visto comprometida.
Este troyano sólo se propaga a través de dispositivos USB, de forma que tiene la capacidad de infectar ordenadores que en principio nos pueden parecer más seguros porque no cuentan con una conexión a Internet.El programa malicioso está cifrado, cuenta con un sistema anticopia y está asociado al dispositivo USB en el que está instalado para dificultar que sea detectado por los programas antivirus. 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.